El próximo Domingo 24 de febrero podremos disfrutar, una vez más de la gala de los Oscars. Sin duda, un evento que no deja indiferente a nadie: por la cultura cinematográfica, el famoseo y, por supuesto, los trajes de gala de ellas. Elegancia y lujo se pasean en este día tan especial pero, entre tanto glamour, siempre hay alguien que da la nota. Porque para gustos, los colores, aquí os presentamos los looks más criticados de todos los tiempos en la gala de los Oscars.

1. En 1949, una jovencísima Elizabeth Taylor apareció en la entrega de los Oscars con un vestido que muchos denominaron como “tarta nupcial”. Este vestido tuvo y tiene muchos detractores, pero también muchos adeptos porque lo llevaba aquella delicada y hermosa actriz que siempre fue considerada como una de las novias de América.

liz-taylor-kuarzo-comunicacion

2. Muchas críticas recibieron el look de Cher en 1986. En la gala donde entregaba el Oscar al mejor actor de reparto, fue presentada por Jane Fonda como una de las mujeres más glamurosas del panorama estadounidense. Y, cuando salió al escenario, sorprendió a todos con este diseño de Bob Mackie, que Cher decidió llevar en protesta por no haber sido nominada por su interpretación en “La Máscara”. Dos años después ganaría el Oscar a la mejor actriz principal en Hechizo de luna, y en esa gala lucía un vestido transparente un “poco” más discreto.

cher-oscars-kuarzo-comunicacion

 3.En 1989, Demi Moore, por entonces pareja de Bruce Willis, acaparó todas las miradas con una extraña combinación de prendas: un corset con un escote de vértigo lleno de encajes combinado con unos shorts negros estilo culotte de ciclista. De cintura para abajo portaba la cola de un vestido, abierta por delante con estampados dorados. Esta actriz ya nos tenía acostumbrados a sus extraños estilismos, ya que nunca fue reina del buen gusto.

demi-moore-oscars-kuarzo-comunicacion

4. Kim Basinger entregó el Oscar a la mejor banda sonora en 1990 con un vestido que, según cuentan, fue diseñado por ella misma. A pesar de ser una sex symbol en todo el mundo, durante días todos los medios hablaron de aquella elección tan desafortunada.

kim-basinger-oscars-kuarzo-comunicacion

5. Otro traje blanco que triunfó por ser un auténtico desastre fue el de Geena Davis en 1992, tanto por el corte del vestido como por el estilo y los accesorios, fue un auténtico despropósito según comentaban en los medios. Salió a presentar junto a una elegante Susan Sarandon, su compañera de reparto la película Thelma y Lousie y entregaron el premio al mejor montaje a la película JFK.

geena-davis-oscars-kuarzo-comunicacion

6. Whoopy Goldberg, había ganado ya el Oscar a la mejor actriz de reparto en 1990 por su interpretación en Ghost donde llevaba un elegantísimo vestido negro de lentejuelas. Cuatro años después, se convirtió en la primera mujer de origen afroamericano que actuaba como maestra de ceremonia de los premios Oscar y cometió el error de presentar la gala con un nada favorecedor look que no dejó a nadie indiferente. Original sí, elegante no.

whooopy-goldberg-oscarskuarzo-comunicacion

7. Céline Dion, después de ganar el Oscar a la mejor canción por “My Heart will go on” para la película Titanic en 1998, asistió como invitada a la gala de los Oscars de 1999 con un modelito que ha sido calificado por muchos como unos de los peores looks de la historia de los galardones. Un traje de chaqueta donde la blazer estaba del revés, un sombrero nada favorecedor, y unos pantalones que le quedaban excesivamente largos. A pesar de recibir muchísimas críticas, la cantante no pareció estar afectada.

celine-dion.oscars-kuarzo-comunicacion

8. ¿Será casualidad que la mayoría de los trajes que estamos viendo son blancos? Björk fue nominada a los Oscars en 2001 en la categoría por la mejor canción original por su participación en Dancer in the Dark. Su vestido, diseñado por Macedonio Marjan Peyosky en forma de cisne, causó la misma sensación de sorpresa a la que ya nos tenía acostumbrados esta cantante y actriz. A pesar de todos los comentarios, ella estaba tan encantada que lució el vestido en la carátula de su siguiente disco.

bjork-oscars-kuarzo-comunicacion

9. Lo de Uma Thurman en el 2004 podríamos llamarlo desastre total o despiste. Su vestido de Christian Lacroix llamó la atención por su incompresible composición y forma. Tras las críticas, Uma se defendió diciendo que el vestido era muy bonito pero que ella no se lo supo poner bien. Entregó el Oscar a la mejor fotografía junto a Jude Law, y la realidad es que parecía estar vestida por una niña pequeña.

uma-oscars-kuarzo-comunicacion

10. Emma Stone, tras ganar un Oscar en 2017 a mejor actriz gracias a su papel en “La ciudad de las estrellas: La la Land” donde iba exquisitamente elegante, apareció en la de 2018 con un traje de Louis Vuitton poco adecuado para una gala de los Oscars, según los críticos de moda. Pero Emma, que ya es conocida por vestir de maneras muy dispares sin tener en cuenta el qué dirán, hizo caso omiso a los comentarios.

emma-stone-oscars-18-kuarzo-comunicacion
    1. Estamos deseando conocer los mejores y peores looks de la gala de los Oscars 2019. ¿Quién nos sorprenderá este año?