como-ven-los-perros

¿Cómo ven los perros?

¿Alguna vez te has preguntado cómo ve tu mascota el mundo? Pues en contra de la creencia popular de que los perros ven en blanco y negro, nuestros mejores amigos distinguen colores, aunque en menor medida que nosotros.

Y es que, los perros tienen una visión dicromática, es decir, construyen la imagen en base a dos colores primarios. Esto se debe a que ellos tienen dos tipos de conos en la retina, mientras que las personas disponemos de tres: los sensibles a la luz roja, los sensibles a luz azul y los sensibles a la luz verde. Al carecer de estos últimos, los canes tienen dificultades para diferenciar el rango de colores que va desde el verde al rojo; es decir, el verde, el amarillo, el naranja y el rojo.

Básicamente, su espectro de visión se limita a dos rangos: perciben como azules todos los colores que va desde el azul al violeta, y como amarillos los que van de verde a rojo. ¡Tenlo en cuenta a la hora de elegir su pelota!

Mejor visión nocturna

A pesar de ello, nos llevan ventaja en otras muchas cosas: por la posición de sus ojos, en condiciones normales, un perro tiene un ángulo de visión de entre 240 y 250 grados, mientras que el nuestro es de 180. Además, su frecuencia de visión es mucho más alta que la de los humanos y eso les permite distinguir objetos en movimiento situados a más de 900 metros de ellos.

Sin embargo, tienen más dificultades para ver cosas a corta distancia de sus ojos. Mientras nosotros podemos distinguirlas a 6 centímetros, ellos necesitarán casi 30 para vislumbrarlos. Pero no te asustes si le tiras un juguete a tu perrete y tarda en verlo, ¡su increíble olfato suplirá esta pequeña deficiencia!

Esos paseos nocturnos por la casa, sin choques ni topetazos con muebles y puertas, se deben a que sus ojos disponen de una estructura especial bajo la retina llamada tapetum lucidum. Su misión es actuar como un espejo que refleja la luz mejorando su visión en la penumbra. Además, el tapetum lucidum, es el responsable del efecto “ojos brillantes” que apreciamos en nuestras macotas en condiciones de poca luminosidad.

Los perros también sufren problemas en la vista

Nuestros amigos tampoco se libran de enfermedades en la vista y pueden padecer hipermetropía o miopía. Razas como Rottweiler y el Pastor Alemán tienen cierta predisposición a padecer miopía mientras que otras como el Labrador o el Golden Retriever, curiosamente dos de las razas más utilizadas como perros guía, parecen gozar de una estupenda visión.

Los perros también pueden padecer ceguera, bien sea de nacimiento o manifestadas de manera progresiva o repentina. Pero los canes ciegos pueden disfrutar de una vida activa y feliz en un medio familiar porque han desarrollado otros sentidos, así que pueden interactuar perfectamente con el medio que los rodea. No nos olvidemos que tienen un olfato 100 veces superior al del hombre, y un oído 4 veces más agudo que les permite escuchar sonidos a más de 200 metros de distancia.

Pero, sin duda, lo mejor de todo lo anterior no está en cómo nos ven, sino en cómo nos miran…….