Cómo tener éxito en una presentación con el lenguaje no verbal

Cuántas veces hemos visto a políticos, presentadores de televisión o ponentes dando discursos que nos llaman más la atención por sus gestos exagerados o negativos, que por lo que dicen, y acaban despistándonos. Y es que, a veces, la comunicación no verbal nos puede hacer pasar una mala jugada. Tan importante es lo que dices como el cómo lo dices, por eso te dejamos unos tips que te ayudarán a tener éxito en cualquier presentación.

Respira profundo y mantén la calma

Es importante demostrar seguridad ante tu público y, para ello, lo mejor es mantener la calma y no mostrarte nervioso. Lo primero que debes hacer, antes de salir a presentar, es abrir brazos y pecho, manteniendo erguida la espalda y respirar profundo unas cuantas veces. Una buena respiración te ayudará a estar relajado. Durante la intervención, cuando te hagan una pregunta, por muy difícil y dura que te parezca, siempre haz una pausa y respira despacio. Con esto conseguirás ganar cierto tiempo para pensar tranquilamente la respuesta. Y cuando contestes a la persona, mantén el contacto visual con ella para mostrar más seguridad.

comunicacion-no-verbal-kuarzo-comunicacion

Sonríe y cuida tus expresiones faciales

Has de saber que, en la comunicación no verbal, tu sonrisa será tu arma más poderosa para conseguir una audiencia receptiva.  Solo evitaremos sonreír en casos en los que nos toque exponer un tema que requiera de mucha seriedad, como un discurso en un funeral.  Pero, aunque no haya sonrisa en tu rostro, mantén un gesto relajado y amable.

sonrisa-comunicacion-kuarzo-comunicacion

Tus expresiones faciales deben identificarse como positivas para ser más persuasivas:  mantener el contacto visual con el público cuando hablas hará que la gente tienda a mantener de manera natural la atención. Afirmar con la cabeza, o expresar emociones positivas como sorpresa, alegría, entusiasmo, esperanza, siempre ayudarán a dar confianza y proximidad a la audiencia.

Y, cuando quieras llamar la atención sobre cierto elemento de la presentación, apunta directamente a él y mira directamente a ese punto. Tu audiencia seguirá tu mirada y tu dedo o puntero.

 Lenguaje corporal eficaz y persuasivo.

Igualmente, los movimientos corporales han de ser firmes y positivos para mostrar seguridad, gesticulando con los brazos y las manos de forma natural. No seas demasiado excesivo para no despistar a la gente y coloca tu cuerpo en una postura estable y fuerte, con los pies separados aproximadamente a la anchura de los hombros.

gestos-manos-kuarzo-comunuicacion

Dentro de los movimientos corporales te podemos sugerir algunos trucos:

Caminar en el escenario: Para dar movimiento a tu speech usa el espacio físico que tienes disponible y camina sobre el escenario. Y para una mayor conexión con el público, si es posible acércate a ellos, ya que tendemos a participar más cuando tenemos al speaker próximo a nosotros.

Controla tus manos. Siempre con movimientos naturales, perotrata de practicar estos ejercicios:

  • La caja: imagina una caja frente a tu pecho y trata de contener los movimientos de tus manos dentro de ella.
  • La pelota: gesticula como si estuvieras sosteniendo una pelota de baloncesto entre tus manos, esto indicará confianza y control. Steve Jobs usó frecuentemente esta posición en sus discursos.
  • Manos de pirámide: si agitas demasiado tus manos, mostrarás nerviosismo.Una forma de contener las manos es juntarlas en una pirámide relajada.
  • Palmas arriba: este gesto nos va a indicar honestidad y franqueza que te ayudarán a conectar con las personas a las que estás hablando.
  • Palmas hacia abajo: utiliza esta manera de poner las manos en caso de querer mostrar fuerza, asertividad y autoridad.
presentacion-empresa-kuarzo-comunicacion

Y, para terminar, recordarte que debes evitar señales negativas como inquietud, movimientos rígidos de la mano y ojos mirando al suelo o al techo.  También es interesante practicar delante del espejo o con personas de confianza. ¿Estás preparado?

Documentación:

Harvard Business review

Business insider

Whatsapp y otros ladrones de tu tiempo. ¡Cómo combatirlos!

Vivimos en el siglo de las prisas, el estrés y los agobios. Estamos inmersos en un mundo en el que recibimos muchísimos estímulos y, a veces, hace falta parar y aprender a gestionar el tiempo para no acabar como un hámster en una rueda. Para empezar a aprovechar al máximo cada minuto del día, pregúntate si en tu vida existen los llamados ladrones de tu tiempo: esas cosas, acciones o personas que realmente no aportan gran cosa a tu día a día y, sin embargo, te roban muchos minutos.

Uso excesivo del WhatsApp

Esta aplicación se ha vuelto parte de nuestra vida diaria. Ya no solo se utiliza para familiares y amigos, ahora también hay quien la usa como herramienta de trabajo para comunicarse con clientes o proveedores. No podemos desconectar y nos hace ser esclavos del móvil. Además, nos acaban metiendo en todo tipo de grupos donde hay gente que le gusta ser muy activa, con lo que te pasas el día recibiendo mensajes.

Remedio: Para evitar ser interrumpido en tus tareas de trabajo o en tu vida diaria, lo mejor es silenciar los grupos de WhatsApp y a aquellas personas que sepas que son muy activas. Ya tendrás tiempo en un descanso de leer todos los mensajes y contestar. También es bueno recordar a los clientes tu horario laboral, para que no te escriban fuera de esas horas. Y si lo hacen, espera a contestar cuando vuelvas a estar en el trabajo.

Redes sociales

En los últimos años ha nacido un nuevo tipo de ansiedad: el llamado FOMO, las siglas de “Fear of missing Out” que traducido al castellano significa miedo a perderse algo. Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin, Pinterest… etc., te abren las puertas al mundo estés donde estés, puedes leer noticias, ver qué están haciendo amigos y conocidos, y todo esto ha llevado a mucha gente a tener el hábito de consultar sus redes nada más levantarse.

Remedio: Para que no te distraigan, procura no bajarte las aplicaciones al móvil y, si lo haces, quítale los datos para que solo te salten las notificaciones cuando estés en lugares con wifi. También puedes silenciarlas. Si eres de los que las mira a diario, ponte una hora en concreto para hacerlo. No pases el día entrando a consultar, ten siempre presente que tu vida es más importante que la de los demás.

Papeleos y gestiones

Ciertas gestiones nos hacen perder mucho tiempo: llamadas telefónicas interminables, salas de espera donde solo eres un número o recopilación de papeles necesarios para darte de alta en algún servicio. Son trámites por los que tenemos que pasar y nos complican los días, además de amargarnos el carácter.

Remedio: Cada vez más, los organismos y empresas van facilitando estas gestiones dándonos la oportunidad de hacerlo online con lo que, a veces, no tenemos que movernos de casa. Sin embargo, en los que sólo son presenciales, asegúrate bien de todos los papeles que hay que recopilar para no tener que ir dos veces a lo mismo. En muchos de estos organismos si vas con cita previa te ahorras muchas colas. Igualmente, a la hora de hacer compras, tienes la posibilidad de hacerlas online, esto te ahorrará mucho tiempo.

La desorganización y el desorden

Normalmente estas dos palabras van de la mano. Una persona que no organiza bien su tiempo no rinde todo lo que debería. Igualmente, el desorden y el caos en casa o la oficina te pueden hacer perder mucho tiempo a la hora de encontrar las cosas.

Remedio: Aprende a organizar tu tiempo, ponte metas para acabar los trabajos, hazte listas de lo que tienes que hacer al día, sin meterte presión, pero viendo que las vas cumpliendo. Respecto al desorden, recuerda que menos es más: cuantas menos cosas acumules más fácil será ordenar y saber dónde tienes cada objeto.

Demasiadas responsabilidades

Hay personas que necesitan tener el control de todo lo que hacen en su vida e incluso de la de los demás. Estar continuamente pendiente de todo puede provocarte un estrés innecesario. Piensa si realmente todas esas “obligaciones» que tienes al día son reales o son auto impuestas.

Remedio: Aprende a delegar. No pasa nada si dejas a los niños un día con algún familiar o amigo. O si dejas que tu pareja haga tareas que no creas que sepa hacer, ¡lo mismo te sorprende! Y aprende también a priorizar. Haz solo lo que sea realmente importante. Seguro que hay cosas que puedes dejar para otro día u otro momento.

Y, por supuesto, si no tienes tiempo para escribir tu propio blog el remedio es Kuarzo Comunicación. Nosotros haremos ese trabajo por ti. ¡Llámanos!

¿Sabes cuánta gente en el mundo tiene tu apellido?

Conoces a tus familiares más cercanos, has oído hablar de aquellos parientes que hace muchos años se marcharon y asentaron en otro país, e incluso en otro continente: pero ¿te gustaría saber por dónde está distribuido tu apellido? Pues puedes consultarlo en una herramienta interactiva gratuita llamada Forebears . Y es que, este portal te permite conocer el significado y la distribución geográfica de 26 millones de apellidos distribuidos por todo el globo terráqueo.

¿Cómo buscar tu apellido?

Forebears comenzó en 2012 a reunir datos sobre los apellidos distribuidos por el mundo y, siete años después, el número de datos que se pueden consultar ha crecido sustancialmente. Su archivo está creado a partir de fuentes tan variadas como actas matrimoniales, defunciones, natalicios, censos o directorios telefónicos.

Según afirma Forebears, el origen de la mayoría de los apellidos es patronímico, es decir, derivan de un nombre propio de origen masculino. Esto se debe a que, siglos atrás, se identificaba a las personas por referencias a un antepasado.

Pero si actualmente quieres conocer por dónde se ha distribuido tu apellido, no tienes más que teclearlo y el portal te devolverá una serie de datos muy interesantes para curiosos y amantes de la genealogía. Por ejemplo, podrás conocer la incidencia global de tu apellido (es decir, el número de personas que lo usa), el país donde es dominante e incluso consultar un mapamundi con su distribución por países.  

Además, y si está disponible en tu caso concreto, la herramienta te permite conocer el origen de tu apellido y otros con similitudes fonéticas que se usan en distintos países del mundo.

Tu nombre y apellido en España

Pero si lo que quieres es conocer cómo de original o común es tu apellido en España, el Instituto Nacional de Estadística te permite consultar su incidencia por provincias. Esta página nos permite consultar su frecuencia por lugar de nacimiento, de residencia e incluso por nacionalidad. Los datos están extraídos de las Estadísticas del Padrón Continuo de 2017.

INE-nombres-España

Y si tu curiosidad es saber la distribución de nuestros tocayos o tocayas por el suelo nacional, el INE te ayuda a conocer el número total, la distribución geográfica por provincias ¡e incluso saber la edad media de las personas que se llaman como tú!. 

Resultados curiosos que, sin duda, despertarán las ganas de saber más de muchos. ¿Preparado para descubrirlos?

Design Thinking: descubre la manera más creativa de afrontar tus problemas

El Design Thinking (DT)pensamiento de diseño es una forma de ofrecer respuestas creativas a cualquiera de los problemas de nuestra vida utilizando las herramientas propias del diseño de producto. Esta técnica, aplicada a los asuntos cotidianos, nos puede ayudar a afrontar los retos y desafíos de una manera distinta, a auto conocernos y a encontrar soluciones válidas que perduren en el tiempo. 

El DT aplicado al diseño de productos tuvo su origen en la Universidad de Stanford y fue utilizado por primera vez en los años 70 por la consultora norteamericana IDEO. Su CEO, Tim Brown la define como “un enfoque de la innovación centrada en el ser humano, que se basa en el conjunto de herramientas del diseño para integrar las necesidades de las personas, las posibilidades de la tecnología y los requisitos para el éxito empresarial” .

Pero de su uso en el marketing, ha pasado a convertirse en una mentalidad aplicable por cualquier persona que busque una perspectiva diferente para enfocar y solucionar sus problemas. Así lo explican Bill Burnett Dave Evans, profesores de la Universidad de Standford, en su libro “Designing Your Life: How to Build a Well-Lived, Joyful Life”.¿Cómo? Aplicando los mismos procesos creativos que se utilizarían para idear productos o espacios con el fin de dar una nueva forma a nuestra existencia. En tres palabras: rediseñando nuestra vida.

Aplicación en la vida cotidiana

En muchas ocasiones nos encontramos atrapados o desbordados por problemas a los que no sabemos cómo enfrentarnos o, simplemente, estamos perdidos en medio del confuso día a día. Es el momento de ponerse manos a la obra:

-Primero tenemos que identificar el problema. Si nos resulta más fácil podemos utilizar preguntas como ¿Qué está pasando? ¿Cómo? ¿Dónde? o ¿cuándo? para analizarlo sin límites y desde todos los ángulos posibles. Se trata de desmenuzarlo en partes más pequeñas y abordables para poder identificar su verdadera naturaleza.

Empatiza contigo mismo. Sé sincero, observa, escúchate sin prejuicios, sé plenamente consciente de lo que realmente quieres y necesitas. Hazte la pregunta “por qué” tantas veces como sea necesario y respóndete con claridad. Observa a otras personas que han conseguido lo que ya sabes que anhelas, empatiza también con ellas, estudia cómo consiguieron sus objetivos.

Analiza las ideas que has obtenido. Escríbelas en un papel y dales la misma validez a todas ellas, aunque en un principio te parezcan absurdas o descabelladas. Cambia tu perspectiva sobre el problema. Abre tu mente.

Prueba, prueba y prueba. Nunca hay malas ideas, se trata de ver las cosas desde un punto de vista diferente. Lánzate a probar soluciones o vías diferentes para acabar con tu problema. La prueba error es el mejor parámetro para saber si es eso realmente lo que quieres hacer. Atrévete a correr riesgos y experimenta.

No te conformes con la primera solución. Lleva un diario de tus actividades cotidianas, de tus avances, de si te satisface o no el dónde has llegado, e incluso cuando crees que has dado con la solución a la primera. Si no has conseguido una solución, busca otra y otra vez hasta que alcances tu objetivo.

Y es que esta técnica dedicada a la innovación puede convertirse en una interesante disciplina que permitirá enfrentarnos a las cosas difíciles, no como problemas insolubles, sino como desafíos que nos ayudarán a crecer y a cambiar. La cuestión es interiorizarla y practicarla día a día. ¿Empezamos hoy?

Cómo escribir un texto académico

Escribir un texto académico no es sinónimo de redactar una tesis doctoral o el trabajo de fin de Máster. Hoy en día, la redacción de este tipo de trabajos es considerada como parte fundamental de la evaluación continua en muchas carreras universitarias, cursos de especialización o de mejora de empleo .

textbox_texto_academico

Y si son tan habituales, ¿por qué imponen tanto respeto? Os ofrecemos unas pequeñas pautas para hacer el trabajo más llevadero:

Investigación: Tanto si el tema viene impuesto como si lo eliges tú, no lo olvides: investiga y contrasta. De cuantas más fuentes mejor. La diferencia entre copiar e investigar reside en el número de referencias que consultes y en la forma en que escribas un texto propio basándote en todas ellas. Pero recuerda que siempre que tomes ideas de otro autor debes citar siempre su procedencia, ya sea de textos impresos, fuentes online o audiovisuales, para no incurrir en plagio.

Estructura: una vez que hayas recopilado información suficiente para desarrollar tu trabajo, crea una estructura coherente y organizada. Si lo que quieres es que tu trabajo o artículo sea publicado, puedes consultar el Método IMRAD establecido por el Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas (ICMJE) y que pautan una estructura muy clara para las publicaciones científicas.

En términos generales una buena estructura constaría de las siguientes partes:

1.- Portada: Incluye el título del trabajo y la asignatura, tus datos personales y la fecha de realización. Presta atención a su diseño, haz que resulte claro y atractivo.

2.- Resumen: Englobaría una síntesis de la naturaleza, contenido y conclusiones de tu trabajo en menos de 500 palabras.

4.- Palabras claves o keywords: Se trata de extraer las palabras mas relevantes que definan el trabajo y que pueden servir de gran ayuda a la hora de clasificarlo posteriormente .

3.- Índice: Enumera cada uno de los apartados o subapartados de los que consta el trabajo por orden de aparición, indicando el número de página para facilitar su búsqueda.

4.- Introducción: Define aquí la naturaleza del trabajo, el objeto y las motivaciones por las que ha sido desarrollado.

5.- Metodología: Expón en este apartado cómo has desarrollado el trabajo, durante qué periodo de tiempo, dónde, qué técnicas o materiales has utilizado y la muestra sobre la que se ha realizado.

6.- Cuerpo del texto: Es la parte más extensa e importante del trabajo. Procura utilizar una redacción clara y estructurar el texto en capítulos numerados, que deberás reflejar en el índice.

7.-Conclusiones: Escribe de una forma clara y sencilla los conocimientos a los que has llegado tras la elaboración del trabajo académico. Es conveniente enumerarlas.

8.- Anexo: Incluye en este apartado todo el material que hayas utilizado para desarrollar el trabajo y que no has compilado en la bibliografía, como estadísticas, cuadros o gráficos, legislación, etc. Recuerda que, en caso de que no sea de tu completa autoría, también es preciso citar la procedencia de este material.

9.- Bibliografía: Es importante que vayas anotando todas las fuentes que consultes durante tu trabajo de investigación porque, como ya te hemos indicado anteriormente, todas ellas deben ser reseñadas. Uno de los métodos más comunes es el sistema Harvard (año-autor y fecha de publicación) al que se puede añadir el plazo en que realizaste la consulta. Busca un método que te resulte sencillo y cómodo para organizar tus citas textuales o referencias a los autores consultados. Prueba con algunos programas como Reference Manager o Mendeley.

Léxico claro y sin faltas

La investigación y las conclusiones son muy relevantes en un trabajo académico, pero no por ello debes descuidar otros aspectos formales que aporten valor a su contenido. Esfuérzate en ofrecer una buena presentación: justifica los textos, respeta los márgenes de la páginas, utiliza negritas y cursivas con moderación para resaltar datos importantes y mantén una buena coherencia con los tipos y cuerpo de letra.

Ofrece al lector un léxico claro y cuidado y no permitas que exista ni una falta gramatical o de ortografía que desmerezcan el esfuerzo realizado. O si lo prefieres, mándanos un correo a crearcontenidos@crearcontenidos.com y te echaremos una mano con la corrección ortográfica y de estilo, ¡para que sea un trabajo de 10!

¿Cómo escribir una noticia?

Uno de los principales problemas a la hora de redactar una noticia informativa es estructurarla de forma que nuestros lectores comprendan su contenido y que, al finalizarla, tengan la sensación de que han leído un texto completo.

La comunicación escrita, al igual que la oral, debe saber captar la atención de la audiencia: enganchar en un principio, intrigar en su desarrollo y responder en su conclusión.

Por ello, lo primero es recopilar la suficiente información sobre un hecho concreto, verificarla y contrastarla en varias fuentes si fuera preciso. A continuación, crear la noticia. Uno de los recursos más utilizados en el periodismo es la llamada Teoría de las 5W y 1H, que no es más que una fórmula tradicionalmente utilizada para exponer los hechos de una manera estructurada.

como-escribir-una-noticia-textboxredactores

6 preguntas infalibles

Aunque no existe un orden exacto para responder a estas preguntas, lo importante es crear una guía para que el lector no se pierda y que todas ellas queden respondidas en los primeros párrafos del cuerpo del texto. Para explicarlo, vamos a tomar como ejemplo la entrega de un premio en un certamen cinematográfico.

 Who-Quién?: Trata de identificar el protagonista o hecho central de la noticia. Por ejemplo: El actor Leonardo DiCaprio

 What?- ¿Qué? : En este punto explicamos el motivo por el cual se ha provocado la noticia, o sea el hecho noticiable (Ejemplo: El actor Leonardo DiCaprio ganó el Globo de Oro al Mejor Actor Protagonista)

 When- Cuándo: Situamos los hechos en un espacio temporal concreto. (Ejemplo: El actor Leonardo Di Caprio ganó ayer el Globo de oro al Mejor Actor de Drama)

 Where- Dónde: Se refiere al lugar donde han tenido lugar (Ej. El actor Leonardo Di Caprio ganó ayer el Globo de oro al Mejor Actor Protagonista en una gala celebrada en Hotel Berverly Hilton de Berverly Hills)

 Why ¿Por qué?: Explica las causas por las que se ha producido la noticia que estamos redactando. En muchas ocasiones hay que contextualizar los hechos, por lo que debemos tener información adicional que ayude a aclarar esta pregunta. (Ej. El actor Leonardo Di Caprio ganó ayer el Globo de oro al Mejor Actor Protagonista en una gala celebrada en Hotel Berverly Hilton de Berverly Hills. El actor recibió el galardón como reconocimiento a su brillante papel en “El Renacido”)

 How-Cómo: Describiremos cómo ha sido la secuencia de los hechos o cómo se ha desarrollado el suceso que estamos narrando. (Ej. El actor Leonardo Di Caprio ganó ayer el Globo de oro al Mejor Actor Protagonista en una gala celebrada en Hotel Berverly Hilton de Berverly Hills. El actor recibió el galardón como reconocimiento a su brillante papel en “El Renacido”. DiCaprio se alzó con el tercer Globo de Oro de su carrera profesional después de que el jurado premiara su actuación frente a la de su principal competidor, Michael Fassbender).

Y con estos sencillos seis pasos los lectores acceden a la información principal de una manera clara, organizada y completa. A continuación, podemos seguir desarrollando el cuerpo de la noticia narrando otros aspectos relevantes que acompañan o rodean al hecho principal en la extensión que nosotros consideremos oportuno. ¿Te animas a probar?